Schnauzer gigante, inteligente y cariñoso


Como sucede en muchos casos, el origen de esta raza hay que buscarlo en un cruce de varias, como el Gran Danés, el Rottweiler, el Boyero de Flandes o el Pastor Alemán, con el Schnauzer tradicional (tamaño pequeño), del que los ganaderos alemanes resaltaban su singularidad como perro guardián pero demasiado frágil para pastorear ganado.


Del cruce de esos cánidos de gran tamaño, ideales para la vigilancia y la protección, surgieron los primeros ejemplares de Schnauzer gigante en el siglo XVII y desde entonces, la raza ha evolucionado en carácter y cualidades personales, pasando de ser perro pastor o guardián a animal de compañía.

Aspecto poderoso

Su tamaño no pasa desapercibido: con una altura que oscila entre 60 y 70 centímetros y un peso que varía entre los 35 y los 47 kilos, el Schnauzer gigante es un cánido no solo grande en tamaño, sino también fuerte y robusto. Además de su porte, destaca su aspecto, al igual que el resto de Schnauzers, conserva esas cejas tupidas, que resaltan con la frente plana y las orejas levantadas y en forma de uve.


Pero si su aspecto físico y su tamaño son impresionantes, con ese pelaje espeso que cubre todo su cuerpo, esta raza llama poderosamente la atención por el carácter y la personalidad de los perros; razón por la cual en países como Alemania son muy habituales en viviendas con niños pequeños.

Sociable y protector

En Schnauzer gigante es un perro muy inteligente, con un instinto protector muy desarrollado y unas habilidades sociales excelentes; el compañero de juegos perfecto de los más pequeños de la casa. Lo importante es saber adiestrarlos desde que son cachorros y socializarlos bien, porque su instinto territorial es muy marcado y sin una buena educación, pueden convertirse en perros muy posesivos. Con la adecuada disciplina, es un animal muy cariñoso, familiar y juguetón. De ahí que sea importante que desde pequeño se acostumbre a compartir espacio, a relacionarse con otros cachorros y con otras personas, tanto adultos como niños, y a unas rutinas que lo convertirán en el animal de compañía perfecto para cualquier hogar.


Por otro lado, son cánidos muy activos y ágiles, así que necesitan ejercicio físico, salidas largas para quemar energía y espacio para moverse libremente en casa. La pareja perfecta para salir a correr o dar grandes paseos.

Entradas destacadas
Aún no hay ninguna entrada publicada en este idioma
Sigue en contacto...
Entradas recientes