Dentición del perro: ¿cuándo pierden los dientes de leche?


Los dientes de leche aparecen sobre la segunda y tercera semana de vida. Los primeros que lo hacen son los incisivos; después salen las muelas y, por último, los caninos. Primero rajan la mandíbula los dientes superiores y, uno o dos días más tarde, los inferiores. Así hasta que el cachorro tenga veintiocho dientes (seis incisivos, dos colmillos y seis premolares por mandíbula).


Son todos dientes pequeños, no muy afilados, que le sirven al cachorro para ir habituándose a masticar y morder. De este modo, no le harán daño a la madre mientras dure la fase de amamantamiento.

¿Cuándo caen los dientes de leche?

Los dientes de leche permanecen hasta que el cachorro tiene entre tres y seis meses. Entonces estos primeros dientes se caerán y dejarán paso a los dientes definitivos. El proceso es el mismo: primero aparecen los incisivos superiores y, un par de días después, los inferiores. A continuación, los premolares superiores, a los que le siguen los inferiores. Y así sucesivamente hasta que cuente con seis incisivos, dos caninos, ocho premolares y cuatro molares en cada mandíbula. En la inferior tienen dos molares más (seis molares), lo que hacen un total de cuarenta y dos dientes.

¿Cuándo aparecen los dientes definitivos?

Lo normal es que sobre los siete meses ya cuenten con todos los dientes definitivos, es decir, deben haberse desprendido ya de los dientes de leche, pero hay cachorros que tardan un mes más en contar con la dentición completa. Esto entra dentro de la normalidad. Si pasado ese tiempo aún le falta alguna pieza dentaria, tendremos que consultar con el veterinario.


Todos los dientes definitivos son de mayor tamaño y están más afilados para que el cánido pueda morder, desgarrar y masticar. Si notamos que algún diente tiene el perfil más romo o es de menor tamaño que el resto, habrá que llevarlo al especialista para que extraiga la pieza, pues es posible que se trata de un diente de leche que todavía no se ha caído. Este diente impedirá que aparezca el nuevo; de ahí que sea necesario que el veterinario lo extraiga.


Durante todo el tiempo que dure el proceso es menester que ayudemos al cachorro a calmar las molestias típicas del cambio de dientes. Como en los niños pequeños, tendrán dolor y notarán las encías inflamadas. Comprar juguetes blanditos que puedan morder aliviará el malestar que genera no tanto la caída de los dientes de leche, sino la aparición de las nuevas piezas dentales.

Entradas destacadas
Aún no hay ninguna entrada publicada en este idioma
Sigue en contacto...
Entradas recientes