Comida casera para perros, una opción muy saludable


Preparar comida específica para el perro es una opción cada vez más elegida entre los dueños de animales de compañía. Las ventajas son varias: controlas los ingredientes que le das al animal, adaptas su dieta a su metabolismo y, lo que es muy importante, ahorras dinero. Por supuesto, los piensos son un alimento sano y saludable, qué duda cabe. Pero también se puede combinar esa alimentación con comida casera o bien elegir esta alternativa que es bastante natural y más económica, lo que, como decimos, es un dato a tener en cuenta. Por supuesto, no vale cualquier tipo de comida, pues los estómagos de los canes no toleran todos los alimentos. De este modo, lo primero que debemos hacer es informarnos sobre el tipo de dieta que le podemos ofrecer a nuestro perro. El veterinario nos podrá aconsejar qué alimentos necesita para cubrir todos sus nutrientes y cómo elaborarlos para que le resulten apetitosos. Es posible que haya que complementar su dieta con suplementos, pero eso dependerá de lo que determine el facultativo.

¿Qué alimentos puedo incluir? Obviamente, como carnívoro que es, un ingrediente imprescindible es la carne, que le aporta proteínas de origen animal. Podemos usar pollo, ternera, gallina, cerdo... Y, si le gusta, incluso pescado y huevo. Eso sí: estos ingredientes deben estar preferiblemente cocinados. La carne o el pescado crudos pueden contener bacterias y parásitos que podrían ocasionar serios problemas en la salud del animal.

Con las verduras sucede lo mismo: hay que cocinarlas para que las consuman. No porque haya riesgo para su salud, sino porque crudas no les gustan o les resultan más complicado morderlas. Podemos dárselas en puré o bien troceadas. Hay familias que llevan un estilo de vida vegano y vegetariano y que ya han adaptado también la alimentación de su mascota a su dieta. Lo cierto es que, a día de hoy, un perro puede estar perfectamente alimentado solo con verduras y un seguimiento veterinario adecuado. Por supuesto, en estos casos, se ha incluir suplementos que complementen las carencias nutricionales de esta alimentación.

Por último, es importante completar su dieta con alimentos preparados con harinas y cereales. Por eso, tampoco debemos olvidar incluir arroz cocido, pan y cereales. Estos ingredientes les aportarán más calorías que las verduras y la carne. Por tanto, debe ser el veterinario el que aconseje si nuestro perro debe o no comerlos, pues, si no lleva un estilo de vida activo, puede provocar obesidad.


Entradas destacadas
Aún no hay ninguna entrada publicada en este idioma
Sigue en contacto...
Entradas recientes